Algunas escuelas y liceos transmiten al alumnado las nocivas presiones #SIMCE que reciben

Hemos encontrado evidencias de una preocupante mala práctica asociada al último eslabón de la cadena de presiones SIMCE en los establecimientos educativos: la transmisión de presiones a las/los estudiantes para aumentar puntajes. A través de una observación virtual de material audiovisual subido a Youtube hemos encontrado 19 videos denominados por los creadores como videos de motivación SIMCE. Puedes explorar por ti mismo las evidencias buscando en Youtube con las palabras clave “motivación SIMCE”.

Estas evidencias han sido recogidas por investigadores del proyecto de investigación libre y abierto Efectos asociados al dispositivo SIMCE. Participa tú también en este proyecto como investigador o informante.

En este material se observan: charlas de explicación sobre el SIMCE, consejos de preparación para el día previo y para responder y revisar la prueba a conciencia, arengas de motivación que apelan al compromiso con la institución, ofrecimiento de premios si obtienen buenos puntajes, presiones por comparación con cursos anteriores y comunicación de la tendencia del puntaje del establecimiento. También los videos subidos espontáneamente por personas vinculadas a los centros muestran menciones normalizadoras de las emociones tóxicas (estrés, miedo) que el SIMCE promueve en los estudiantes. También se observa exaltación de valores de competividad y se hacen menciones a las ya habituales prácticas repetitivas de entrenamiento, como ensayos, lamentablemente con una connotación positiva de “trabajo bien hecho”. En estos videos se observa la participación de directivos, profesionales y estudiantes. Este material nos sugiere algunas preguntas para continuar indagando: ¿Se trata de una práctica anecdótica? ¿Por qué los profesionales crean y muestran estos videos a las/los estudiantes? ¿Cómo perciben y sienten las/los estudiantes estos videos y el SIMCE? Los 19 videos, que corresponden a diversos establecimientos y en ciudades distintas, sugieren que la transmisión de presiones al alumnado es una práctica extendida.

 

Captura de pantalla del 4 de noviembre de 2017. Se muestran 4 de los 19 videos “motivacionales” analizados.

Opinión

Desde mi punto de vista, esta práctica llamada con el eufemismo de motivación, dirigida a las/los estudiantes que rinden SIMCE, transmite una presión innecesaria hacia el alumnado. Es el último eslabón de una cadena de presiones para direccionar autoritariamente las prácticas educativas. Esta cadena de presiones ha sido instalada legalmente por una pequeña red política y académica que no ha querido modificarlas en la última revisión del SIMCE en 2014. Han introducido esta cadena de presiones intencionalmente en la micropolítica escolar a través de la legislación construida en colaboración con políticos de derecha e izquierda. Algunos miembros de esta red denominan a esta cadena de presiones con el eufemismo de “responsabilización por resultados”, evitando con ello describirlas como lo que son: presiones mediante premios o sanciones para forzar la participación en las lógicas de escolarización que ellos desean imponer.

Lamentablemente la Agencia de Calidad, que lamentablemente se ha posicionado como la Agencia Defensora y el principal órgano de propaganda del SIMCE, no considera relevantes las evidencias de malas prácticas que se acumulan a medida que diversos investigadores profundizan en el impacto nocivo que este dispositivo de control social está teniendo sobre las organizaciones educativas y las personas. La Agencia del SIMCE no parece interesada en promover ningún plan de mejora para desactivar este dispositivo de control social que no es necesario para mejorar los establecimientos. No nos queda otro camino que animar a las/los protagonistas de la educación a desobedecer estas presiones y llamarles a movilizare por cambiar la medición SIMCE por una evaluación justa. Este año de elecciones puede ser un año clave para presionar la manifestación pública de un compromiso de las candidatas o los candidatos a cambiarlo. Hay muchas opciones para mejorar las escuelas y liceos, basadas en evaluación justa que promuevan la mejora desde la implicación y no desde la presión autoritaria.

Enlaces de interés sobre los efectos asociados al dispositivo SIMCE

El #SIMCE es parte de un dispositivo de control social, no solo una prueba estandarizada

Malas prácticas motivadas por el #SIMCE: resultados de encuesta a docentes I

El dispositivo SIMCE continúa desfigurando la educación: nuevos datos

Cómo el SIMCE devora las asignaturas que devalúa: relato de un/una docente

En Arte, Tecnología y Música hacía lenguaje para preparar el #SIMCE por orden de UTP

 

Miguel Stuardo Concha es investigador independiente. Doctor en Educación por La Universidad Autónoma de Madrid (UAM). Ha realizado el Máster en Calidad y Mejora de La Educación (UAM). Es Profesor de Castellano y Comunicación y Licenciado en Educación (UFRO). Investiga sobre asesoramiento educativo, educación y justicia social. Visita su perfil en Research Gate ¿Te gustan las publicaciones de Miguel? Tal vez te interesa financiar su trabajo independiente con una microdonación y hacerlo sostenible. Donar via Mercadopago aquí -O- Donar via Paypal acá

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *