Autoridades, políticos y medios de comunicación guardan silencio respecto a graves problemas de

Autoridades, políticos y medios de comunicación guardan silencio respecto a graves problemas de Instituto de Educación Rural

Un grupo de profesorxs ha intentado gestiones para comunicarse con autoridades, políticos y medios de comunicación sobre la vulneración recurrente de derechos laborales por el Instituto de Educación Rural. Sin embargo, no han obtenido respuesta. Una profesora afectada nos cuenta la situación: “Yo envíe correos a medios de comunicación pero no pescaron. Ninguna respuesta, al igual que a los diputados Jackson y Boric. Y nada.. Ninguna respuesta.” “Mira a Boric y Jackson les escribí por redes sociales contando la situación pero no envié la carta. A 24 horas Araucania les escribí adjuntando la carta y al Jefe de Gabinete del Seremi de Educación. Mi colega la envío a la Superintendencia”.

Opinión

Desde Escuelas para la Justicia Social lamentamos el desinterés de la clase política, los medios y las autoridades por cambiar un mala práctica reiterada. El mensaje que se envía a la ciudadanía con el silencio y la inacción es que los derechos laborales de los profesores no importan y que la educación rural está abandonada a su suerte, en manos de organizaciones privadas negligentes, que careciendo de ética, han aprendido a usar para su propio interés los espacios de tolerancia institucional. Por ahora, solo podemos alertar a los nuevos profesores a no trabajar para esta organización y los apoderados a no matricular a sus estudiantes. Según declaraciones de afectados, en los establecimientos IER suelen hacer promesas que no se cumplen y le quitan importancia a esta grave situación. Parece ser el único camino para evitar que esta mala práctica siga repitiéndose.

Esta es la carta enviada por el grupo de profesores.

De los Docentes del Liceo Técnico Profesional de Puerto Saavedra, perteneciente al Instituto de Educación Rural (IER):

A nuestros colegas, Sindicatos de Trabajadores, Ciudadanos del País, Organizaciones Mapuche, Organizaciones de Pobladores, Profesionales de la Política, Colegios de Profesionales, Federaciones de Trabajadores, Medios de Comunicación Locales, Regionales, Nacionales e Internacionales, a las Autoridades correspondientes, Junaeb, Seremis de Educación, del Trabajo y Previsión Social, al Sistema Estatal en General; denunciamos y pasamos a exponer lo siguiente:

Los Profesionales de la Educación del Liceo antes mencionado, estamos viviendo una crisis que entendemos, es responsabilidad del Estado en su conjunto. Estamos indignados por la inoperancia del sistema, de todos y cada uno de los estamentos que debieran velar por las buenas prácticas Laborales y Educativas, que se supone están llamados a salvaguardar los derechos y dignidad, no solamente de nosotros en tanto profesionales, sino de todos quienes componemos la comunidad Educativa, llámense Docentes, Auxiliares de la Educación, Manipuladoras de Alimentos, Padres y Apoderados, Estudiantes; a todos quienes se nos han negado e ignorados nuestros derechos.

Sabemos que las autoridades están informadas en todos los niveles correspondientes, de la crisis que atraviesan los establecimientos pertenecientes a IER y de las reiteradas faltas en que han incurrido estos “Sostenedores”. Como lo hemos comprobado en este peregrinaje por las oficinas pertinentes a nivel local, (Seremi de Educación, Inspección del Trabajo, Superintendencia de Educación, Gobernación Provincial, etc.) ante quienes hemos hecho personalmente esta gravísima denuncia.

Los docentes, denunciamos que llevamos en su mayoría más de siete meses sin percibir nuestros sueldos, debiendo por ética, durante todo este periodo atender a nuestros alumnos; se debe considerar que el 100% de los docentes no vive en la ciudad de Puerto Saavedra, por lo que hemos tenido que recurrir a nuestros propios recursos para financiar nuestra movilización al lugar de trabajo, debe considerarse que estos costos lo pagan igual nuestras familias.

Nuestras cotizaciones previsionales están impagas, recibiendo por parte del cuerpo directivo promesas que hasta ahora no han sido cumplidas y constantemente se nos reitera la supuesta lealtad que debemos al “proyecto” o manifestándonos su “comprensión” si optamos por la “renuncia voluntaria” a nuestros cargos. Situación en que muchos de nuestros anteriores colegas aceptaron, agobiados por el atropello a su dignidad, y la insostenible situación económica, lo que ha sido tomado por los directivos como una política, constante; ello ha provocado por años la rotación permanente de profesionales (uno se va, se contrata a otro que también se va, se contrata a otro), en consecuencia, los alumnos se ven vulnerados en sus derechos, sufriendo la ausencia permanente de profesores y su posterior reemplazo. Ello lógicamente, repercute en su rendimiento académico y entregándoseles un paupérrimo contenido, ya que cada docente que llega, trata de llenar los vacíos dejados por la renuncia del docente anterior y su demora en ser reemplazado.

Es de hacer notar, que los alumnos pertenecientes a esta Institución son de Alta Vulnerabilidad y provenientes de Comunidades Mapuche, se entenderá que la mayoría de los establecimientos básicos de nuestra Región son de carácter uni o bi-docentes lo que hace que nuestros alumnos estén siendo doblemente atropellados en su derecho a una educación de calidad.

Por otra parte la mayoría de alumnos, están en régimen de internado, el que es “financiado” por el sostenedor; existe un comedor que atiende a estos alumnos. Los más cercanos los atiende Junaeb, nos preguntamos ¿Qué tipo de alimentación están recibiendo nuestros alumnos?, ¿Quién vela por los sueldos y la dignidad de nuestras Manipuladoras de Alimentos?, a las que se les exige entre otras muchas cosas, higiene, seguridad, puntualidad, el cumplimiento cabal de todos los estándares mínimos exigidos a todos los establecimientos del país, entendemos que a nuestras Colaboradoras Manipuladoras de Alimentos se les reconoció su importante labor por parte de la presidencia el año 2015, con bonificaciones, sueldos dignos y beneficios varios… ¿Dónde están sus derechos?, ¿Quién vela por ellos? si ni siquiera sus cotizaciones previsionales, ni sus sueldos están siendo cancelados.

Los Asistentes de la Educación cumplen cabalmente su responsabilidad (somos testigos) mientras sus más mínimos derechos son atropellados, se repite aquí el mismo atropello: ni cotizaciones, ni sueldos.

Hemos decidido alzar la voz por ellos y por todos quienes formamos parte de esta comunidad educativa. En cada una de las instituciones a las que hemos llevado este reclamo se nos pide un documento que detalle esta y otras muchas irregularidades, en resumen se nos pide que hagamos el trabajo que estas instituciones estatales no hacen. Alzamos la voz y denunciamos ¡INDIGNADOS! por la inoperancia de todos los responsables que hasta ahora han dejado en indefensión a tantos estamentos de nuestra sociedad. Solicitamos una auditoria al establecimiento, en particular a los establecimientos pertenecientes al IER. Por otra parte pedimos la intervención estatal del establecimiento, nos negamos a su cierre, ya que de él depende la educación de muchos jóvenes, y es fuente laboral para otras tantas familias del sector. Reiteramos, entiéndase que tras todos nosotros, existen familias, que nuestros alumnos viven en comunidades mapuche que son doblemente afectadas y que probablemente no estén enterados de los atropellos que se cometen. Nos manifestamos indignados el ¡por el atropello a nuestros derechos fundamentales! indignados por la mentira…

Pedimos a todos quienes hemos mencionado en el encabezado de esta nota que alcemos todos la voz ¡basta de atropellos!….recordemos todo el transversal discurso de mayor justicia social y educación de calidad de quienes acaban de presentarse en la elecciones municipales y los pre-candidatos a la presidencia, aparte de todos los discursos de campaña de quienes desde los diferentes escaños del poder político se han emitido.

Es necesario finalmente también, exigir una investigación profunda de todos los casos que han sido denunciados y recordar que muchos de nuestros colegas se han marchado al retiro en circunstancias que aún se les adeuda dineros y derechos. Muchos de nosotros hoy nos hemos visto obligados a optar por la medida legal del autodespido para que se nos devuelvan los dineros invertidos y que se nos adeudan por contrato.

Exigimos dignidad, dignidad, ¡dignidad!…

Llamamos finalmente a nuestros pares del Colegio de Profesores, Sindicatos de Trabajadores de todos los rubros, a los Sindicatos y Federaciones de Manipuladoras del Alimentos a denunciar este infame atropello a la dignidad, a solidarizar y denunciar hasta terminar con esta indignante ola de irresponsabilidades e inoperancia.

Profesores Liceo Técnico Profesional de Puerto Saavedra

María Inés Guzmán Stuardo

Licenciada en Educación

Profesora de Biología

Ana Elena Fontecilla Salas

Licenciada en Educación

Profesora de Historia y Geografía

Jorge Segundo Quelempan Neculqueo

Licenciado en Educación

Profesor de Lenguaje y Comunicación

Contacto: móvil 971 58 13 14

 

Estas es la cuenta de la Comunidad DIY Escuelas para La Justicia Social. Los miembros pueden usarla para publicar asuntos en los que no deseen que se conozca su identidad o en proyectos colaborativos. Colabora con el financiamiento con un microdonativo. Solo será usado para alojamiento web y dominio. Los microdonativos son administrados por el coordinador Miguel. S.C. y publicados en la sección Quiénes Somos Puedes solicitar más información antes de donar escribiendo a escuelasjusticiasocial@gmail.com Donar en Paypal

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *