El dispositivo SIMCE continúa desfigurando la educación: nuevos datos

El dispositivo de control social SIMCE continúa en 2017 incentivando la desfiguración y el empobrecimiento de las prácticas de los profesionales y las organizaciones educativas en Chile. Compartimos nuevos datos en el marco del proyecto de investigación libre y abierto “Efectos asociados al dispositivo SIMCE”. Al profundizar en los efectos intencionados que este instrumento y su uso están generando en las prácticas en los centros educativos nos parece adecuado teorizarlo como un dispositivo (Foucault, 1994) de control social, sustentado en una visión de la escuela-fábrica estandarizada, compuesto por una tecnología denominada pruebas estandarizadas, junto a políticas nacionales e internas de premios, castigos y reconocimiento profesional (simbólicos, económicos). Y todo esto validado por una red política-académica-empresarial de personas y organizaciones que la sustenta (ver la red de empresas, organizaciones y empresas asociadas al SIMCE para más detalles [en construcción]).

En el marco del proyecto de investigación libre y abierto “Efectos del dispositivo SIMCE” estamos recopilando nuevos datos para acumular evidencias sobre el impacto de este dispositivo como herramienta de control y degradación de las prácticas educativas. Los nuevos datos provienen de la web Mercado Público. En esta hemos encontrado documentación asociada a sostenedores municipales sobre 53 licitaciones públicas, cerradas y/o abiertas en los años 2016 y 2017. Estas pueden resumirse como solicitudes de compras relacionadas con entrenamiento y material de apoyo, asesoramiento para el SIMCE y premios a estudiantes y docentes por desempeños SIMCE. Puedes explorar los datos ingresando a http://www.mercadopublico.cl y buscando con la palabra clave SIMCE. A continuación interpreto y doy algunos ejemplos y muestro capturas de pantallas de los datos en esta web.

Introduce una racionalidad conductista en los estudiantes de motivación por el premio en lugar de desarrollar una motivación intrínseca

Los procesos que el SIMCE promueve para lograr lo que mide requieren una repetición de tareas que se torna tediosa y resulta poco desafiante para los/las estudiantes. Siempre hay una alternativa correcta que debes encontrar a partir de un estímulo textual. En este tedioso marco, los centros educativos y los docentes desarrollan estrategias de motivación extrínseca para lograr interesar a los estudiantes en prácticas simplistas, poco desafiantes, reiterativas y aburridas. Por ejemplo, en el Portal Mercado Público aparecen licitaciones adjudicadas relacionadas con premios a estudiantes . ¿Son casos anecdóticos o prácticas habituales?


Se enlaza el reconocimiento docente con los resultados SIMCE

Sostenedores y directivos, para lograr que los profesionales respondan a las presiones construidas por políticos, académicos y la Agencia de Calidad, generan sistemas de reconocimiento/sanción docente internos en función de los puntajes SIMCE. En el marco de una organización escolar  de toma de decisiones jerárquica, controlada por sostenedores y directivos, con docentes que carecen de poder por la fragilidad contractual, las presiones del dispositivo SIMCE son muy efectivas. La organización escolar y las presiones del dispositivo ponen en riesgo de perder el trabajo, mediante no renovación o despido, si se actúa en contra o se resiste públicamente. Como si nos preguntasen tácitamente: ¿Quién quiere perder su trabajo por mejorar la educación?  Por otro lado, también se desarrollan estrategias internas de incentivos. Por ejemplo, en el portal aparecen licitaciones adjudicadas con premios a docentes para reconocer su trabajo pedagógico por los resultados SIMCE:

Favorece el empobrecimiento del sistema de Asistencia Técnica Educativa

Las presiones intencionadas construidas por el dispositivo de control social SIMCE presionan a directivos y sostenedores a contratar asesoramiento específico orientado a mejorar puntajes. La imagen de mercado del centro depende de un buen resultado ya que estos se publican en la web de la agencia. También es importante para alejar las amenazas de intervención, salir bien posicionado en el nuevo sistema de ordenación de escuelas y obtener la excelencia académica. El libre mercado de asesoramiento creado en Chile facilita que los sostenedores y directivos contraten servicios de asesoramiento para la mejora escolar según sus intereses de mejora. Sin embargo, los datos indican que esta ayuda a la mejora escolar se estaría también empobreciendo, focalizandose solo en los resultados medidos por SIMCE, vinculada a las presiones de las políticas de uso de resultados impuestas por la Agencia. ¿Anecdótico o habitual? Por ejemplo, en la web Mercado Público encontramos licitaciones adjudicadas relacionadas con:

Compra de capacitación ATE para evaluación enfocada al SIMCE

Compras de asesorías en enseñanza de las matemáticas orientadas al SIMCE

Presiona a la modificación y adecuación del material de apoyo a la enseñanza

Algunos centros educativos usan recursos públicos para adquirir material de apoyo adaptado al razonamiento simplista de discriminación de respuestas incorrectas, necesario para responder la prueba de papel y lápiz y elevar los puntajes. ¿Estaremos ante un indicio de simcificación de textos y material escolar? Por ejemplo, en la web Mercado público encontramos licitaciones relacionadas con:

Compra de texto específicos de preparación SIMCE

Presiona a la adquisición de material de ¿evaluación? similar al SIMCE

Incentiva prácticas de entrenamiento para la prueba y el aumento de la exposición de los estudiantes a pruebas de papel y lápiz de selección múltiple. ¿Cuál es el propósito formativo detrás de estas “evaluaciones” ? ¿Cuántas horas anuales se pierden en contestar pruebas de papel y lápiz similares al SIMCE? Por ejemplo, en la web Mercado público encontramos licitaciones relacionadas con:

Compras de Ensayos digitales, pruebas, evaluaciones y hojas de respuestas tipo SIMCE

Presiona una seudo innovación tecnológica por y para el SIMCE

Hay que reconocer, notar la ironía por favor, que también se motiva la innovación tecnológica para procesar y hacer más eficiente el proceso de simcificación del proceso educativo. Por ejemplo, en la web Mercado público encontramos licitaciones relacionadas con:

Compras de programas informáticos y plataformas webs orientados a la mejora del SIMCE

Solicitud de compra (desierta) de software de gestión para evaluar habilidades SIMCE

Conclusiones parciales

Los nuevos datos sugieren que las prácticas desformativas incentivadas por el dispositivo SIMCE se mantienen. Estos datos corresponden a establecimientos públicos, cuya obligación legal de transparentar las compras nos facilita investigar de manera independiente. ¿Qué sucederá en el espacio de la educación privada subvencionada? Estos establecimientos no tienen obligación de transparentar y hacer pública su documentación. Consideramos que estos datos son indicios relevantes de un empobrecimiento curricular y de la introducción autoritaria de una racionalidad educativa basada en la motivación externa de premios y castigos, que fuerza a participar a los profesionales y estudiantes que no están de acuerdo. Invitamos a los actores a repensar la evaluación desde sus comunidades educativas y a desactivar este dispositivo con estrategias seguras y consensuadas en los establecimientos o en las aulas. No enviar a los estudiantes al establecimiento el día del SIMCE; o asistir y no responder el test; o proponer a los estudiantes marcar todas las alternativas para anular las respuestas. Estas estrategias nos parecen legítimas y seguras para contrarrestar el poder de la red política, académica y empresarial que saca provecho de este instrumento de control del trabajo docente: que controla qué aprender y qué no aprender, qué enseñar y qué no enseñar; que nos fuerza al empobrecimiento curricular y que nos impone una forma de educar y trabajar basada en una lógica conductista de actuación basada en premios y castigos para forzarnos a aprender y enseñar cuestiones con las que no estamos ética ni ideológicamente de acuerdo, que no nos interesa promover y que no son relevantes para los problemas y desafíos de nuestras comunidades.

Referencias

Michel Foucault. (1994). Dits et écrits, tome III : 1976-1979 (Vol. 4). Paris: Gallimard.

Miguel Stuardo Concha es investigador independiente. Doctor en Educación por La Universidad Autónoma de Madrid (UAM). Ha realizado el Máster en Calidad y Mejora de La Educación (UAM). Es Profesor de Castellano y Comunicación y Licenciado en Educación (UFRO). Investiga sobre asesoramiento educativo, educación y justicia social. Visita su perfil en Research Gate ¿Te gustan las publicaciones de Miguel? Tal vez te interesa financiar su trabajo independiente con una microdonación y hacerlo sostenible. Donar via Mercadopago aquí -O- Donar via Paypal acá

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *