Ranking SIMCE en los medios: lxs profesionales de la educación no somos idiotas

Lxs profesionales de la educación no somos idiotas: escribimos este análisis crítico del Ranking realizado por la Facultad de Economía y Negocios de la Universidad del Desarrollo que se publica en algunos medios de comunicación. Según ellos, han identificado los 20 mejores establecimientos del país. Hacemos un llamado a la cordura y al pensamiento crítico de los profesionales de la educación. Comparta, difunda, actúe.

 

Lamentamos que la Facultad de Economía y Negocios de la Universidad del Desarrollo cometa errores intencionales graves al usar los resultados del SIMCE; y lamentamos que los periodistas no tengan las herramientas necesarias para cuestionar su “investigación”. Tal vez este error intencional se debe a que no es una facultad de educación y por ello sus intereses son usar el SIMCE como una herramienta de mercado para orientar las decisiones de los padres; en lugar de usarlo como herramienta de mejora prefieren emplearlo para dinamizar un buen negocio. Creemos que como profesionales de la educación debemos desarrollar un pensamiento crítico ante una praxis muy habitual, que confunde al opinión pública y  que no aporta al debate ni a la mejora educativa: el mal uso de los resultados del SIMCE.

 

Nuestra crítica apunta principalmente a la entrega y difusión de resultados en forma descontextualizada, con un afán de comparación y publicidad, con intención de hacer competir a los centros, que termina etiquetando a los establecimientos en ganadores y perdedores. También criticamos el afán de desprestigiar la educación municipal, que es la única que se hace cargo de grupos socioeconómicos que los otros centros educativos desprecian, ocultando este dato en los ranking mal intencionados ¿En qué ayuda esta forma negligente y comparativa de presentar resultados a la mejora de la educación? ¿Es el SIMCE un campeonato nacional de fútbol? ¿O es un instrumento para implementar políticas públicas y mejoras?

 

Captura de pantalla de 2016-06-14 18:38:07
Los resultados del SIMCE 2015 se explican por el grupo socieconómico, como dan cuenta en la Agencia. No por la dependencia del establecimiento. Un documento que en la Facultad de Economía y Negocios de la Universidad del Desarrollo no han leído o omiten deliberadamente.

(Puedes acceder directamente al informe de la agencia. Las páginas sobre factores de contexto son las 36 a 41. Has tu propia indagación en http://archivos.agenciaeducacion.cl/Presentacion_Resultados_Educativos_2015.pdf )

 

Esta forma de presentar resultados que se aprecia en este ranking es una comparación injusta porque hace invisible intencionalmente factores asociados que correlacionan con los resultados SIMCE de un centro educativo: el nivel socioecońomico, el nivel formativo de los padres, la selección o no selección de estudiantes al momento de la matrícula; el ratio de estudiantes por aula, entre otros. En Chile, dado el contexto de escuelas altamente segregadas, es un dato relevante. Los centros educativos atienden a distintos tipos de estudiantes.Lamentablemente centros educativos con alta demanda pueden manejar estos factores durante el proceso de selección. Excluyendo a quienes no les aportarán lo que ellos desean.
Desde nuestro punto de vista esta comparación que no muestra ningún factor contextual relevante tiene una clara intención ideológica de desprestigiar erróneamente los centros públicos y particulares subvencionados que se hacen cargo de los grupos socioeconómicos que los otros centros privados, y algunos públicos, discriminan; que se hacen cargo de aquello que los otros centros no seleccionan por no contar con los recursos necesarios, por su bajo rendimiento académico previo, por pertenecer a otro grupo social; también el ranking hace una torpe ordenación atribuyendo lugares, como si se tratase de una tabla de resultados del campeonato nacional de fútbol, ordenación que es metodológicamente errónea, debido, entre otras características a que la diferencia de puntaje por ejemplo entre el lugar 19 y 12 no tiene relevancia en función de la forma de construir el test. Tampoco se puede establecer si el valor de sus resultados es similar porque se ha escondido maliciosamente la información contextual.

 

Nuestro llamado es hacer un uso ético de los resultados del SIMCE y a resistir la mala práctica de usarlo como una herramienta de publicidad para que los estudiantes elijan unos centros en lugar de otros. Nuestro llamado es a criticar el uso de los resultados con el objetivo de desprestigiar la educación municipal y hacer creer a la población que sus malos resultados se debe al tipo de administración. Este uso afecta, aunque no lo parezca, la vida de las comunidades educativas y favorece una cultura de la competencia en lugar de la colaboración entre centros educativos. Creemos que colaborar y no competir es la mejor opción pues los centros educativos tienen una tarea común: educar para construir entre todxs un país mejor.

Imagen de perfil de Escuelas para La Justicia Social

Estas es la cuenta de la Comunidad DIY Escuelas para La Justicia Social. Los miembros pueden usarla para publicar asuntos en los que no deseen que se conozca su identidad o en proyectos colaborativos. Colabora con el financiamiento con un microdonativo. Solo será usado para alojamiento web y dominio. Los microdonativos son administrados por el coordinador Miguel. S.C. y publicados en la sección Quiénes Somos Puedes solicitar más información antes de donar escribiendo a escuelasjusticiasocial@gmail.com Donar en Paypal

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *